Algo de historia de cerraduras

Las cerraduras fueron utilizadas desde tiempos muy remotos, las primeras cerraduras fueron fabricadas en madera, dada la necesidad que tenían las personas de ese tiempo de resguardas sus posesiones de los ladrones, esta cerradura consistía en una gran tabla de madera que funcionaba como pasador en forma horizontal que estaba apoyado en la parte posterior de la puerta, para poder encajar esta madera se hacía deslizar a través de una guía y esta quedaba sujeta a un agujero hecho en la marco.

Para poder abrir este pasador desde afuera se dispuso una vara de metal con un mango lo que hacía que se moviera esta vara era la “llave”, para proporcionarle más seguridad y estabilidad al pasador para tratar de que no se moviera fácilmente hacían un agujero vertical en la parte superior y se le colocaba la cuña, la función de la llave era mover esta cuña para que el pasador quedara libre y se pudiera levantar.

 

Según los historiadores las primeras cerraduras fueron inventadas en china pero para esa misma época también eran utilizadas en Egipto, pero lo importante es que para ese entonces fueron creadas las cerraduras que darían paso a las que utilizamos hoy en día, estas cerraduras eran parecidas a las de ahora contaban con un cuerpo de madera y utilizaban llaves que eran fabricadas también de madera y tenía metal en su extremo.

Al introducir la llave en el agujero este metal coincidían con los pines que habían dentro de la cerradura y esto permitía que los pines se liberara y poder abrir la cerradura, es importante resaltar que estos pines debían coincidir exactamente porque si alguno de los pines era más corto se cerradura quedaba bloqueada, esto con el fin de que los ladrones no pudieran abrir las puertas tan fácilmente, podemos ver que desde tiempos remotos las personas se han visto en la necesidad de proteger sus casas de los ladrones.

A medida que fue pasando el tiempo los cerrajeros fueron creando modelos más modernos y prácticos, se fueron fabricando cerraduras de metal muy útiles y que proporcionaban mayor seguridad en las casas o negocios, en muchos casos las cerraduras de madera eran un privilegios para personas adineradas, puesto que su fabricación era muy complicada y llevaba más tiempo hacerlas y los materiales que se utilizaban eran más costosos.

En la actualidad existen una gama extensa de cerraduras, hay cerraduras simples y complejas, cerraduras económicas y costosas pero lo cierto es que hay para cada gusto y necesidades, si quieres saber cuál de estas se adapta mejor a tus gustos y necesidades dirígete a los mejores cerrajeros del raval del mercado, estos estarán dispuestos a despejar todas las dudas que tengas acerca de que cerradura es la mejor para ti, recuerda que este tipo de instalación siempre debe ser realizada por los cerrajeros  más expertos del mercado, puesto que ellos e garantizaran que trabajo quede bien hecho.