Cajas fuertes, una historia de seguridad

cajas-fuertesAl hablar de cajas fuertes, no escapa relacionarlo con grandes tesoros, que se encuentra bajo una misteriosa combinación de números que los mantiene lejos del mundo exterior en su pesado y fuerte espacio rectangular. Una  caja fuerte es una especie de cajón que normalmente se utiliza para guardar valores tales como dinero, documentos, joyas, es decir cualquier objeto de alto valor económico.  

Antiguamente las personas guardaban el tesoro familiar, joyas, vestidos y demás pertenecías de gran valor, en fuertes cofres de madera que se enterraban en un lugar seguro. Estos cajones, llegaron a ser grandes obras de artesanos, por su diseño exterior.

Se dice que hace más de dos mil años el tirano Cipselus, era el dueño de la caja fuerte más antigua; esta fue fabricada en cedro, oro y marfil, siendo un objeto tan valioso tanto por fuera como por lo que tenía en su interior, lo que la convirtió en un blanco fácilmente deseado por malhechores.

Se fabricaron diversas tipos de cajas fuertes, con materiales muy resistentes, pero con sistemas de cierres muy frágil que eran a menudo saboteadas. Actualmente se fabrican cajas fuertes que usan un tedioso sistema de cierre donde debemos dar una combinación de vueltas de izquierda a derecha a una rueda o perilla, consiguiendo pequeños sonidos de golpe, que indica que ya se puede abrir. Los sistemas de cierre de las cajas fuertes que se fabrican en esta época son electrónicos, que requieren una contraseña, o también cajas fuertes con cerraduras biométricas.

Es habitual encontrar en todo tipo de empresas y hogares, el uso de cajas fuertes; y no solo en entidades bancarias y prestigiosas joyerías como era costumbre verlas. El auge de bandas delictivas hace que se tenga diferentes niveles de protección en estos recintos que no escapan al uso de cajas de seguridad.

Safecracking es el proceso de penetrar por la fuerza una caja fuerte de alta seguridad, es extremadamente complejo, donde se debe contar con amplios conocimientos técnicos. Existen cajas fuertes de depósitos, camuflajeadas, para vehículos, cajas de empotrar en la pared y también para el piso, cajas móviles que transportables ideales para las oficinas, cajas fuertes de mano, son pequeños cofres.

Hay países donde existen excelentes fabricantes de cajas fuertes, que poseen las certificaciones necesarias que avalen la calidad del producto. en en España no solo contamos con buenas marcas sino con excelentes cerrajeros, por ejemplo los cerrajerossitges.eu

Una caja fuerte a parte de contar con un obvio sistema de cierre seguro, también debe contar con cualidad tales como resistencia al ataque, privacidad, custodia, resistencia al fuego.

Al momento de adquirir una, no debemos olvidar que las cajas pequeñas no son seguras, ni útiles para cierto nivel de seguridad, no ofrecen resistencias y son altamente vulnerables a ataques en sus cerraduras. Una caja fuerte debe pesar al menos 100kg y medir al menos un metro de altura. Si no quieres perder tu dinero, y parte lo que guardas dentro de ella, comprando una caja fuerte barata, realiza una buena inversión obteniendo un producto certificado que cumplan con normas de seguridad adecuada. No solo en su diseño, sino en que el material utilizado para fabricarlas sea de altamente resistente y más importante aun es que posea cerraduras seguras.