Manteniendo y operando los sistemas de seguridad de su vehículo

La necesidad de desplazarnos cada vez más en nuestros vehículos, ya sea por razones de trabajo o por placer, los convierte en objetos preciados y queridos para muchos de sus dueños.

Muchas personas, en su afán de proteger la inversión que han hecho para adquirir un vehículo, instalan sistemas de seguridad adicionales en los vehículos, tales como cortacorrientes, inmovilizadores y toda clase artefactos mecánicos y electrónicos.

Una vez instalados esperamos que nos proporcionen tranquilidad, pero en muchos casos el fallo de estos sistemas de seguridad nos puede llevar a la sensación completamente opuesta a la deseada.

Todo funciona bien hasta que…

De las llamadas más frecuentes que los dueños de vehículos hacen al cerrajero (consulta con cerrajeros en esta página), aunque usted no lo crea, es aquella que tiene como motivo la imposibilidad de su dueño de acceder o activar el vehículo, o de desactivar la alarma.

Más de la mitad de las veces la causa de dicho problema tiene que ver con…. ¿adivinan? Pues sí, el control remoto se quedó sin energía, la batería ha muerto. Ni que decir que la mayoría de los clientes quedan un poco avergonzados después de enterarse.

Así que nuestro primer consejo es el siguiente; tenga a mano baterías de repuesto para su control y aprenda a cambiarlas, en la mayoría de los modelos ni siquiera se requiere el uso de una herramienta para dicho cambio.

Leer el manual puede salvar su inversión

Muchos modelos de vehículo cuentan con llaves electrónicas, de esas que no son reproducibles por los cerrajeros 24 horas pineda de mar. Poseen un pequeño chip en la empuñadura de la misma que se comunica con un receptor en el switch de encendido del vehículo.

Esto impide operar el vehículo incluso si alguien ha intentado hacer un duplicado de la misma. Pero ¿sabía usted que no todas sus llaves son iguales?

Quizás ha notado que algunas de las llaves que vinieron con su vehículo tienen un color diferente a las demás; si es así, le sugerimos revisar el manual de operación de su vehículo, pues puede llevarse una sorpresa.

Algunas de las llaves pueden ser diseñadas para el uso del valet parking (esa persona que amablemente estaciona su vehículo por usted). En algunos modelos dicha llave solo permite la operación del vehículo un número limitado de tiempo.

En otros modelos dicha llave solo permite el encendido del vehículo, pero no acceder al contenido de la guantera, así sus pertenencias siguen a salvo de curiosos.

Luego de leer el manual, ¡vuélvalo a leer!

Por último, ¿sabe usted para qué sirven todos esos botones del control remoto de su vehículo? Si es como la mayoría de los clientes, seguro solo conoce la función de un solo botón.

Prácticamente todas las alarmas cuentan con un botón de pánico, y la función de este suele estar bien definida en el manual de su auto o del inmovilizador electrónico.

Es posible, por ejemplo, que presionando el botón de pánico justo antes de ser despojado de su vehículo, el mismo solo pueda ser operado unos pocos minutos más antes de apagarse completamente. Esto puede llegar a ser algo útil, si tiene la paciencia para aprender a usarlo.

Seguir estos consejos puede mantenerlo a usted y a su vehículo a salvo, para disfrutar esos kilómetros que aún faltan por recorrer juntos.