Casa nueva, nuevos elementos de seguridad

Las mudanzas siempre son un poco complicadas, porque hay muchas cosas por hacer en el nuevo lugar de nuestra residencia, muchas cosas pro acomodar, y es también una oportunidad de cambiar ciertas cosas, y la seguridad es una de ellas.

Porque puede que tu nueva casa ya tenga cerraduras, ventanas, puertas y rejas, pero la verdad es que es conveniente evaluarlas para saber si son los elementos de seguridad que queremos tener y si están en perfecto estado, porque en el futuro, esto podría traer consecuencias.

 

Nuestros primeros días en casa

Desde el momento en que aceptas las llaves de tu nueva casa, una de las primeras cosas que debes revisar es la seguridad, ye s que aunque no te mudes de inmediato, quizás levas poco a poco los muebles y otras cosas que precisan estar protegidos.

Es por ello que conviene llamar a los cerrajeros antes de hacer cualquier tipo de movimiento en casa, ya que es mucho más fácil trabajar en una casa vacía, por ello llámalos en primera instancia y que hagan una evaluación de todos los elementos de seguridad.

La mayoría de los cerrajeros recomiendan cambiar todos aquellos elementos de seguridad que dan acceso a una casa, porque puede que el antiguo dueño se haya quedado con copias de las llaves, y en el caso de que estén instaladas alarmas, cambia de claves también.

 

Hay que hacer borrón y cuenta nueva

Es muy importante que en tu nueva casa puedas darte la oportunidad de estar protegido pro profesionales especializados, así que una vez que los contrates, cuéntales tus inquietudes, consulta sobre las estadísticas de robos en el lugar en que te mudas, porque puede ser que no los conozcas, y las referencias de los vendedores, pueden no ser del todo ciertas.

Y es que s muy importante que sepas a que te enfrentas, si estas en un vecindario que está presentando muchos robos o no, y también si el estado de los elementos de seguridad que has adquirido están bien o si es necesario cambiarlos todos, o cuales se pueden conservar, incluso algunos puedes cambiarlos, pero venderlos luego y recuperar algo de dinero.

Lo importante es que hagas lo que te recomiendan los profesionales y que te puedas sentir muy seguro en tu nueva casa, ya que todos merecemos poder estar en un lugar en donde verdaderamente nos sintamos protegidos, como en un refugio.

 

Nunca confíes en la seguridad de otros sin comprobar antes

Por más que el vendedor de una casa insista en que la seguridad está en perfecto estado, es muy importante que no te confíes de eso, que revises minuciosamente cada lugar de tu casa, puertas, ventanas, que veas si hay sitios que pueden ser vulnerados.

Y es que hay que recordar que la casa en que te mudas es nueva para ti, pero ya ha sido utilizada antes pro otras personas, y debes revisar muy bien lo que estos hicieron con la seguridad de la propiedad, y en el caso de una casa nueva a estrenar, recuerda que los elementos de seguridad utilizados son muy básicos, así que conviene cambiarlos por otros más efectivos.