Puertas blindadas. Por qué y cómo

puertas de seguridadHubo una época donde tener una puerta de madera, era tener seguridad. Durante cientos de años, incluso miles en algunos casos, la naturaleza hizo crecer árboles grandes y frondosos de maderas fuertes y nobles que nosotros, la humanidad, pronto taló para convertir en cosas. Entre ellas hicimos puertas. Y vaya puertas que eran.

Verán, antes, cuando el trabajo era manual y artesanal, las puertas eran simplemente realizadas de madera. Tomabas un árbol, lo talabas, quitabas la corteza, lo convertías en tablas y las juntabas para formar una puerta o lo que quisieras. Si el árbol era lo suficientemente grande, hasta podías labrar una puerta directamente de su tronco sin tener que hacer tablones primero. La consecuencia de esto es que las puertas eran realizadas de madera sólida, en una o varias puertas, pero sólida al fin y al cabo.

Hoy en día esto no es así. En un mundo que siempre busca reducir costos, las puertas ya no son de madera sólida, lo cual se ha convertido en un lujo en muchos casos, si no más bien de conglomerados y demás subproductos madereros que se ven y sienten igual en muchos casos, pero que en resistencia dejan mucho que desear. A parte de esto, estos materiales que de por si son algo inferiores, tampoco son usados en forma sólida. Cuando ves una puerta de unos 5cm de espesor, te imaginas que son 5cm de madera lo que estás presenciando, pero muy probablemente estás equivocado. Verás, las puertas ya no son construcciones sólidas. Hoy en día se hacen con un marco de listones de madera recubiertos con una chapa de algún conglomerado. En aspecto y uso, son iguales a las demás, pero probablemente has visto más de una puerta con algún agujero por un puñetazo o patada, algo impensable si hablamos de puertas de madera sólida.

Esto ha generado un mercado repleto de puertas débiles físicamente y en un mundo hambriento por seguridad, esto es un gran problema.

Pero como siempre le ingenio del hombre puede jugar para bien, se crearon las puertas blindadas, si quieres recomendaciones sobre puertas consulta http://cerrajeros-mataro.net. Probablemente has usado más de una en alguna ocasión y no te has dado cuenta, pues son muy difíciles de distinguir. Estas puertas no buscan resaltar, buscan solo dar protección y pasar desapercibidas, así que por fuera se ven como cualquier puerta de madera y es que si están hechas de madera, tal como las demás.

¿En qué se diferencian entonces? Pues como con todo, las diferencias suelen estar dentro y en este caso es literal. Las puertas blindadas se diferencias principalmente por estar compuestas de madera por fuera para ser igual a las demás pero por dentro cuentan con una gruesa plancha metálica, mayor a 5mm normalmente. Lo cual la vuelve virtualmente impenetrable ante la mayoría de métodos que algún pillo de barrio podría utilizar e incluso ante muchos que malhechores especializados podrían llevar a cabo.

Así que consigue una de estas puertas y relájate, pero eso sí, no pierdas la llave de la cerradura. Pues así como un pillo no podrá atravesarla sin ella, tampoco podrás tu. Seguridad es seguridad.